Mi amante tiene una flexibilidad bien chingona y sus piernas se abren para mí el disfrute de mi verga

6481
Share
Copy the link

Conocí a esta pendeja en una competición de gimnasia. Yo era el entrenador de otra chava y cuando vi ese cuerpo moverse por el suelo enseguida me encapriché de ella y al poco tiempo la seduje. La chavita le gusta estirar su cuerpo para no perder la flexibilidad y cuando esta cachonda se me abre de piernas y me muestra su panocha rosada para que le chupe el clítoris. Ella también sabe usar su boca para el disfrute de mi verga y terminamos los dos acostados en la cama cogiendo. Su flexibilidad hace que mi verga entre dentro de ella como cuchillo en mantequilla.

Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *