loading video

Mi amigo y amante es el mejor cogiéndome duro

5441
Share
Copy the link

Cuando llega mi amigo a mi casa con derecho a otras cosas a parte de mi compañía, mi panocha da palmas de contenta. Me levanta el ánimo siempre cuando estoy con él y yo le levanto su verga cuando se la empiezo a chupar como si fuera la última de la tierra. Me gusta llevármela a la boca su gran trozo de carne tan chingon que tiene entre las piernas y cuando ya está más que chupada quiero que entre dentro de mi sin temor a hacerme daño. Cuando me penetra, el choque de su cuerpo contra el mío me resulta lo más chido del mundo y su gran verga se convierte en un pinche martillo neumático con energía nuclear y me coge tan rico que me vengo varias veces.

Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *