Una ansiosa morra de coletas cogiendo duro

Una ansiosa morra de coletas va a la cárcel para tener un vis a vis con su novio. Este wey que hace un chingo que no mete el pene en caliente se alegra de tener una panocha fresca y húmeda para coger. En la misma cama de la celda se quedan desnuda y monta encima de su pene a su amante. La penetra duramente y después de una chupada de pinga el wey quiere más y la penetra por el culo tan duro que la va a partir por la mitad. Todas sus venas se hinchan de la excitación y cuando eyacula en su cara se le quedan los huevos vacíos de semen.  

4519 views

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *