Estoy atada y a merced de una tetona

Estoy atada y sin poder hacer nada frente a una tetona viciosa que me pega con la fusta y me castiga tanto como me pone a cien. Estoy totalmente a su merced y cuando se acerca a mi puedo sentir el peso de sus pechos en mi cuerpo. Me mete un consolador eléctrico en mi vagina y tengo que admitir que estoy más cachonda que nunca. Hazme tuya gigante tetona y acércame tu panocha para que mi lengua te la chupe. También me mete un dedo en el culo y es cuando no puedo aguantar la excitación y tengo un orgasmo.  

689 views

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *