La boca de mi esposa es el deposito de semen que descargo todas las noches

Tengo un pinche trabajo estresante a mas no poder y cuando llego a mi casa mi consuelo es que tengo una hembra que tiene el cielo ganado con sus ricas mamadas. Ella es un amor y su boca es el deposito de mi semen todas las noches. Se quita toda la ropa y solo se deja el sujetador para empezar con la mamada. Puedo hacerle de todo y ella siempre pone la otra mejilla. Mi verga llega a lo mas profundo de su garganta y hasta me enciendo un pinche cigarro cuando estoy disfrutando de su rico sexo oral.

55710 views

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *