Buscando chavas cachondas por la calle me encuentro a esta rubia de pechos chingones

Me encanta traerme a pendejas de la calle a mi casa para hacer lo que surja. Esta rubia tetona es de lo más habladora y mientras hablo con ella le voy mirando su cuerpo tan chingon y me pongo cachondo solo de pensar en lo que le voy a hacer cuando la tenga desnuda en mi casa. Ya en mi hogar la pendejita se quita el sujetador y deja al aire sus preciosos pechos. Se arrodilla y me chupa la verga como toda una puta y le meto la pinga en su panocha que entra de lo más suave de lo cachonda que esta.

12207 views

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *