Me busco a una pendeja en el parque para que se vaya conmigo a cojer a mi casa

4109
Share
Copy the link

El mejor sexo que se puede tener es cuando una desconocida empieza a hablar contigo y una cosa lleva a la otra, pero te la llevas a una habitación para cojer como animales. No me suele pasar muchas veces, pero cuando tengo la suerte que una morrita cae en mis redes me la cojo bien duro todas las veces que pueda. Esta vez es una rubia flaquita que la encontré en un banco escribiendo con el móvil. Después de contarle una historia inventada parece que le guste y nos fuimos a cojer a mi casa. Primero me chupa la verga y después la penetro hasta llegar al clímax. Me corro encima de su piel blanca.

Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *