Cada vez que estoy en la cama con ella me vuelvo loco

Cada vez que estoy en la cama con esta morra me siento el wey más afortunado del mundo. Todo en esta chava es perfecto, sus pechos bien proporcionado, su forma de moverse y como le gusta gozar conmigo. Mi flaca es una viciosa que le gusta un chingo una verga y la mía está a su disposición las veinticuatro horas del día. Me agarra de la mano y me lleva a la cama donde me enseña su gran panocha. Es como una muñeca hinchable de lo perfecta que tiene la piel y cuando tengo su almeja en mi lengua muero de placer. 

3771 views

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *