Las carnes dan alegría y esta chava tiene para dar y regalar al marido que esta bien cachondo

10220
Share
Copy the link

Esta pendeja regordeta está bien servida de pechos y de carnes en general. Al marido le gustan bien rellenas y le vale madre que su mujer no tenga una talla estándar y disfruta del sexo con ella al máximo. La chava se saca los pechos para que el marido se los chupe hasta casi sacarle leche de ellos. Después cuando la temperatura sube se saca la verga para que la vaca zorra de la mujer se la meta en la boca y se la chupe hasta que se ponga bien dura. Cuando consigue endurecer la pinga del marido se la mete en su panocha gorda y pasan una tarde bien alegre cojiendo.

Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *