Como en casa no se coge en ningún sitio

No hay mejor manera que coger en la casa de uno, con una chava que se pega a ti y que solo quiere tocar tu piel y tu verga. Yo le voy tocando el culo y abriendo las compuertas que tiene en medio. De tanto palpar nalgas ya quiero tener mi verga dentro de ella. Nos echamos en la cama y la penetro bien fuerte. Su cintura se mueve para hacer del sexo algo compartido y me estruja la pinga con su poderoso trasero. Me vuelvo un salvaje con esta perra en la cama y cogemos hasta que caemos agotados.

11081 views

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *