Solo pienso en llegar a casa para coger como una perra

Creía que con la edad mi lívido iba a disminuir, pero parece que cada vez tengo más ganas de coger y solo puedo pensar en llegar a casa y agarrar al pendejo de mi marido para que me apague el fuego que tengo entre mis entrañas que se pasa a mi panocha. Me llevo a mi amante a la cama y mi boca se convierte en una aspiradora para su verga. El me busca con sus dedos mi raja a través de mis bragas y estando de pie observando cómo me mete los dedos, solo quiero que me atraviese mi almeja húmeda con su pinga.

15957 views

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *