Castigo a una chava en rastas con mi pinga en su cara

Sentada con las piernas abiertas en nuestro pequeño balcón esta mi perra con rastas que hoy esta juguetona y quiere guerra por mi parte. Tiene una almeja para comérsela, pero es otra parte de su cuerpo la que me interesa y es su pinche amplia boca comedora de vergas. La voy a castigar dejándola casi sin respiración de lo profundo y duro que le voy a meter la pinga en su boca y aunque parece que ella lo disfruta más lo gozo yo cuando le penetro la garganta hasta el fondo. Litros de saliva sale de su boca cuando y cachetadas en la cara no le va a faltar hasta que me venga en su boca.

2436 views

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *