Me gasto un chingo de lana para cogerme a esta belleza

34955
Share
Copy the link

Casi que me quedo sin lana cuando pago por tener alquilada esta casa tan chingona en medio del campo y aunque mi cuenta bancaria ha bajado considerablemente me vale la pena. Mi pendeja preferida se pasea con su bonita lencería blanca por la piscina y yo voy detrás de ella como un perro salido con una erección que se me sale del bañador. Por fin se para en la mesa y me abre sus piernas para que haga con ella lo que quiera. Quiero cogerle el culo y cuando se la penetro no quiero sacarla en la pinche vida de lo rica que esta la morra.

Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *