Me chupa la pinga hasta dejármela bien limpia

2260
Share
Copy the link

En un rato tengo que irme de viaje lejos por motivos de trabajo y mi mujer quiere que me vaya con un buen sabor de boca. Me quita la ropa y me lleva a la habitación donde está el lugar más chingon de la casa, la cama y su cuerpo desnudo dispuesta a meterse mi verga en su boca. Sus manos me agarran fuerte la pinga y sus labios al rozarme la verga me muero de gusto. También quiere que la penetre y sus deseos son órdenes para mí. Se la meto adentro, pero lo que más feliz me hace es que mi verga este metida en su boca hasta que el semen es expulsado como la lava de un volcán.

Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *