Me chupa la verga bien rico en un motel de mala muerte

6709
Share
Copy the link

Yo me dedico a vender seguros por todo el país con mi compañera flaquita. Siempre andamos de motel en motel y hace unas semanas la chava se metió en mi habitación por la noche, se metió en mi cama y me chupo la verga hasta que me corrí de placer. Ahora siempre hacemos lo mismo cada vez que estamos en un motel. La flaca le gusta ponerse una toalla en la cara para no ver nada y solo sentir la carne de mi pija en la boca mientras me la chupa con esa boca entrenada que apenas me roza con los dientes.

Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *