Chúpamela hasta que me brote el semen

Me quito los pantalones y me abro de piernas para que mi esposa se meta tan adentro mi verga que me la empuja hacia abajo. Ella me la chupa sin descanso y sin usar sus manos y tan solo ayudándose de sus labios para el pecado me da una mamada tan chingona que creo que me voy a desmayar de gusto. Yo le digo que no pare y que siga comiendo hasta que mi semen brote como un aspersor y se lo derrame todo en su cara. Parece que va con pilas triple A y es mi conejita chupadora que hasta que no me vengo no para de tragarse mi pinga.

5934 views

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *