Cogiendo duro con una morra inocente

15540
Share
Copy the link

Quedo con una amiga con cara de niña buena para pasar un rato chido en su casa. Ella aún tiene la falda de la escuela y cuando estamos echados en la cama tranquilos quiero ver que esconde esas braguitas blancas que tiene. Es una inocente morrita con cara de ángel y yo soy el que le voy a pervertir con mis manos y con mi verga. Poco a poco le voy quitando la ropa y echada con las piernas abiertas le cómo su dulce concha depilada. Se deja querer mi morrita y me chupa la pinga para ir entrando en calor. Le cojo duro su culo y se la meto tan adentro que grita como una cerda.

Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *