Cogiendo con mi gordibuena

Mira que llevo años con la misma mujer y nunca me canso de cogerle ese culo tan voluminoso que tiene. Mi verga atraviesa sus carnes y cuando llego a la meta no dejo de penetrarla lentamente. Está bien hermosa con esa grasa que ha ido acumulando por el paso de los años, pero las ganas de coger conmigo aumentan. Se me echa en la cama y con mi palo del placer voy culeando a mi perra particular. Ella se toca el clítoris mientras que tengo mi pinga dentro de ella y esta vieja siempre me hace eyacular como un demonio.

7835 views

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *