Cojeme hermano que ya no tengo la regla

Ya llevaba un chingo de días con la regla y necesitaba que se me bajara de una pinche vez para poder disfrutar de la compañía bien caliente de mi nuevo hermano. Por fin puedo estar a su lado en la cama y de lo caliente que estoy me masturbo la panocha a su lado para que vaya captando la indirecta. Él se da cuenta de lo que estoy haciendo y va raudo a darme placer con sus manos para que me vaya poniendo aún más pinche ardiendo. Mi clítoris se endurece por el movimiento de sus suaves dedos y después de una rica pasada con su lengua en mi raja llega la hora de chuparle la pinga, ponérsela dura y que me coja bien rico ahora que no sangro por mis partes íntimas.

379722 views

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *