Cojiendo con el amigo de mi madre que es el que nos mantiene

19536
Share
Copy the link

Esta pendeja es de lo más presumida y se pasa horas delante del espejo poniéndose guapa. Se nota que le gusta su cuerpo y cuando estaba casi terminando de arreglarse aparece un amigo de su madre madurita que le dice que como no coja con el dejara de ayudar económicamente a la madre y a ella. La pendeja no está dispuesta a renunciar a la lana que le da el chavo se lo lleva a su habitación y le come la verga como una posesa y ella y el wey cojen bien duro hasta llegar al orgasmo.

Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *