Cojiendo con dos buenas pendejas con experiencia que se abren para mí y para mi verga

Desde que lo deje con la pendeja de mi mujer no hay un día que no disfrute de una buena panocha. Hay algunos días que contrato a dos putas porque con una no tengo suficiente. Cuando tengo a dos hembras como estas mi verga se hincha como un globo y no paro de cojer. Me gusta penetrarlas en posiciones poco convencionales y las tiro al suelo con las piernas abiertas que se vea bien su clítoris y su vagina. Cuando entra en ella mi chile y la otra observa es cuando más cachondo y cuando más disfruto del sexo.

9102 views

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *