Cojiendo con mi madura preferida que se me queda bien quieta mientras le chupo toda su panocha

Esta amiga de mi madre es muy tímida para lo vieja que es y cuando se le murió el marido en un accidente de coche es conmigo con quien se desahoga sexualmente. Mis encuentros con ella siempre son chingones y la vieja se me queda bien quieta mientras mi lengua va recorriendo todo su cuerpo. Cuando llego a su panocha y no paro de chupar su clítoris se me mueve muy lentamente y noto como los fluidos de su vieja panocha van saliendo y manchando mis labios. Me gusta un chingo dar placer a esta chavona.

11200 views

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *