Cojiendo con una dulce morra de pechos pequeños y panocha peluda

11670
Share
Copy the link

Algunos días tengo la suerte de traer a mi pobre casa a esta deliciosa morra de pechos pequeños y mirada dulce que tiene una panocha peluda golosa para ser cojida con ganas. Ella es una dulzura de morrita y se deja hacer todo lo que quiera. Mis manos acarician sus bonitos y menudos pechos y masturbo su panocha bien tupida. Le digo que se arrodille ante mi y que haga que crezca mi queso con su boca. Es obediente y empieza a mamar rico. Se me desnuda del todo y sus redondeadas caderas y su trasero se ponen en posición para que mi verga entre en ella. Su cuerpo húmedo y caliente esta bien chingon y me paso culeando a esta perra hasta que me vengo en ella.

Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *