Cojiendo con una puta muy obediente

34502
Share
Copy the link

Esta puta es un chingo de obediente y cuando le pongo la verga en la cara ella se queda observando mi trozo de carne moverse esperando mi señal para que abra la boca y me la empiece a chupar. Una vez empieza dándole al sexo oral no para la muy zorra y su boca me produce escalofríos de placer. A la perra que le gusta que le tape todos los agujeros de su cuerpo y cuando ya no puedo más y noto que me vengo, me la saco y echo toda la carga en su cara impasible. Todo su rostro es pintado por mi semen blanco y espeso.

Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *