Una colegiala sabrosa después de clase

Una colegiala que después de clase siempre quiere su regalo en forma de verga y se va directo a la casa de su amante sin quitarse el uniforme para convertirse en la traviesa niña mala a la que le gusta comer vergas. Se las traga hasta que los huevos tocan su barbilla y una vez tiene bien lubricado el pene de su amante, su panocha que está bien húmeda quiere ser penetrada. Ella lo hace todo y el wey solo disfruta de la colegiala más puta de todos los tiempos.  

2167 views

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *