loading video

La comadre está caliente

29813
Share
Copy the link

Me quedo a solas con mi comadre en mi casa y la invito a pasar a mi habitación para estar más cómodos. Ella ya sabe lo que quiero y se queda pensativa en la cama antes de quitarse toda la ropa y poder ver ese cuerpo gastado por los años, pero aun bien chingon. Primero me gusta que me den lametazos en la verga y la sujeto de la cabeza para que me la chupe y que no se demore mucho en ponérmela dura. Su boca hace su cometido y me la deja más tiesa que el mástil de una bandera para que su panocha sea penetrada sin descanso hasta que tengo un orgasmo salvaje.

Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *