Me come la pinga en medio del salón

2564
Share
Copy the link

Ahora que no tengo a nadie en mi casa aprovecho de estar un rato a solas y tranquilo con mi nueva amante. Es una flaca bien rica que me hace todo tipo de actos sexuales, tanto como coger hasta quedar agotados como ahora que estamos tranquilos en la casa meterse mi verga en su boca y darme una felación tan buena como las putas de la antigua roma se las hacia al emperador. No se mueve mucho y se queda sentada con la boca abierta esperando a que se la meta yo y eso me pone aún más cachondo. Uso su boca como una panocha y me vuelve loco.

Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *