Conozco a una buena hembra en la playa y terminamos en un servicio cogiéndole el culo bien duro

Lo bueno que tiene la playa es que, aunque no haga buen tiempo las chavas tetonas salen a pasear sus enormes pechos con esos diminutos trajes de baño. Me paro a platicar con una hermosa hembra de pechos generosos que andaba fumando en la playa y una cosa lleva la otra termino con ella en el servicio disfrutando de sus pechos naturales. Ella quiere comer verga y yo le doy lo que ella me demanda. Me da unos lametazos bien chidos y termino taladrando su panocha y su culo prieto que hace que me derrita de placer mientras cogemos.

8744 views

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *