Metete el consolador que tu boca es para mí pinga

Ella está en la cama con su cara exótica y un consolador adecuado para su panocha estrecha y peluda. Quiere gozar con su magnífico trozo de plástico y empieza a masturbarse y a tocarse el clítoris. Se da placer mientras que yo veo toda la escena tocándome el rabo. Me coloco enfrente d ella con la verga dura y me la empieza a chupar sin dejar ningún momento de darse placer con su amigo el juguete inanimado que vive dentro de su vagina.  

1909 views

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *