No me creo que este cojiendo con una diosa tatuada como esta

7829
Share
Copy the link

Un pequeño relato de como vi en el mercado a la hembra más rica del mundo. Su pelo moreno y sus curvas hacen que mi imaginación trabaje al máximo. Quiero tenerla en mi cama, encima de mi verga y quiero que grite mi nombre cuando la penetre duramente toda la noche. Llega el momento de conocerla y me armo de valor para invitarla a que se venga conmigo a mi casa. La cosa sale bien y la neta cuando está en mi casa y se desnuda mi pinga explota de placer al metérsela por su gran panocha.

Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *