Cuando esta zorra se pone cachonda el repartidor de pizza llega con la verga dura

Esta pendeja está muy cachonda tirada en la cama tocándose un pecho y imaginándose una verga en su boca. La chava se toca su panocha de lo caliente que esta y cada vez que pasa su dedo por su clítoris su temperatura corporal sube como los globos. Tiene una idea la pendeja y llama al repartidor de pizza para aprovecharse de él. Cuando llega el wey le abre la puerta en ropa interior y le dice que le paga con su pinche cuerpo. Le chupa la verga y le encanta a la zorra. Después de comérsela le ofrece su panocha para coger.

44557 views

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *