Su cuerpo suave entre mis manos

Esta noche he esperado a que se quede dormida mi amiga que vive conmigo en mi casa. Quiero que no se mueva cuando disfruto de su piel morena y suave entre mis manos. Tiene un trasero perfecto y blando al contacto con las palmas de mis manos. Cacheteo sus nalgas para ver cómo se mueven como un flan. Me gusta explorarle la panocha con las bragas puestas y cuando se la destapo veo que tiene la almeja y el agujero del culo más apetecible del mundo. Mis dedos no dejan de jugar con sus aberturas y como veo que le gusta no paro de masajearle todos los rincones de su piel.

13510 views

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *