Toda desnuda y lista para chuparme la pinga

Toda desnuda mi flaca preferida en la cama con todos esos pelos púbicos que la hacen aún más sexy. Su flaco cuerpo es mi debilidad y acaricio su piel para que sepa mis intenciones. Me pongo en posición para que su boca empiece a comerme la verga y la neta, mi delgada chava sabe cómo comerme la verga.  Cuando ya la tengo bien dura aparta sus manos y solo con sus labios hace que me venga y salga todo mi semen como una fuente. Sus labios húmedos y su mamada tan chingona son la alegría de mi vida.

1946 views

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *