El despertar de la puta de mi hija adoptiva

6403
Share
Copy the link

Me he casado de nuevo con una vieja que tiene un chingo de lana y una hija adolescente que está bien rica. Yo la observo todos los días y tiene un despertar bien chingon. Cuando abre los ojos la pendeja lo primero que hace es abrirse de piernas y masturbarse esa rica panocha sin pelo que tiene. No para de mover sus dedos en su clítoris y yo observo como se da placer. Se quita la parte de abajo que le molesta y sigue moviendo esa mano en su joven panocha. Me la tengo que cojer algún día la neta.

Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *