Después de pasar la noche tomando chelas me llevo a mi amiga a mi cuarto para dar rienda suelta a nuestra lujuria

6118
Share
Copy the link

Hago muchas fiestas en mi casa con amigos y la comida y las chelas nunca faltan. La gente siempre se anima bien entrada la noche y cuando ya todo el mundo se ha ido me quedo con mi amiga la morra caliente para terminar la fiesta en mi cuarto. Algo ebrios empezamos a tocarnos y como el que no quiere la cosa ya la tengo mamando de mi verga. La chupa bien chido y su boca llena de saliva no para de chupar. Cuando se desnuda del todo y se mete mi pinga dentro de su panocha soy el wey más feliz y cachondo del universo.

Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *