Después de una pinche pelea viene una cogida de reconciliación

4195
Share
Copy the link

Me paso un chingo de tiempo discutiendo con mi novia. La pinche pendeja nunca está de acuerdo con lo que yo lo digo y me tiene de los nervios. Menos mal que todo se perdona cuando llega la noche y nos reconciliamos dándonos placer mutuamente. Ella sabe que me su culo es mi debilidad y cuando la penetro y ella se entrega soy el pinche pendejo más feliz, aunque estemos todo el día peleando. Su panocha es mi debilidad y cuando tengo la verga dura y ella abre sus labios vaginales le doy mi vida.

Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *