Después del trabajo viene bien una buena cogida con mi jefa

23248
Share
Copy the link

Después de un duro día de trabajo al fin llega la noche y cerramos la puerta del negocio. Mi jefa que es una chava adicta al sexo esta como loca usar mi verga. Me siento en una silla con la pinga lista para ella y con las piernas abiertas se coloca para ser penetrada. Empezamos a botar al ritmo de la calentura y cogemos como salvajes con solo el apoyo de una silla vieja. Cada vez se la clavo mas duro y casi nos caemos de lo fuerte que le meto la vergota. Todas las noches disfruto de la panocha de la puta de mi jefa.

Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *