Disfrutando con esta chava que acabo de conocer

No sé cómo lo hago, pero las pinches chavas rellenitas se me ponen bien cachondas cuando me acerco a ellas. Esta la he conocido en un bar que frecuento y después de platicar con ella de cómo le va la vida y que hacía por este lugar me he arriesgado y la he invitado a mi casa a cojer como lobos en luna llena. La chava está bien receptiva y me a chupado la verga como toda una puta. Estaba muy cachondo y su boca me ha sabido a miel cuando me hacia la mamada. Al terminar de limpiarme el pene quería que se la clavara por su raja húmeda y es lo que he hecho hasta eyacular.

7880 views

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *