Me quedo dormido en un árbol y me despierta una chava con ganas de cojer

16674
Share
Copy the link

Lo que mas me relaja es estar tranquilo en medio del campo y disfrutar del ruido de la naturaleza. Me quedo dormido en un árbol y tengo la pinche suerte de que me despierta una morra caliente con ganas de cojer. Como estamos solos y nadie nos molesta la perra me saca la pinga y se pone a chupármela. La neta, la perra la chupa bien rico y me pongo erecto al segundo. Su panocha húmeda enseguida es tapada por mi verga y tirados en el suelo disfrutamos del mejor sexo al aire libre que podemos tener. No sé ni el nombre de esta zorra y me vale madre mientras me haga eyacular con su boca.

Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *