La edad no importa cuando dos buenas hembras se quieren chupar mutuamente sus panochas calientes

35519
Share
Copy the link

La edad no importa cuando dos chavas se quieren comer a besos y darse placer mutuamente. Estas dos pendejas quedan en medio del bosque donde no hay nadie para chuparse todo el cuerpo. La más chamaca empieza dándole placer con su lengua y sus dedos y su panocha se abre como un libro en el colegio. Su lengua recorre el clítoris y después las chavonas se mezclan las panochas en tijeras para unir sus cuerpos. La pequeña también quiere que le chupen la panochita y tiene su ración de lametones para que tenga varios orgasmos.

Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *