La edad no perdona y ahora estoy bien rellena, pero me vale madre. Invito a mi casa a un negro bien dotado para coger

4732
Share
Copy the link

Hace tiempo que deje de cuidarme y puse bastantes kilos, pero me vale madre, me gusta mi cuerpo y cuando tengo la oportunidad de coger con un buen wey no la desperdicio. Este chavo negro quiere probar mis carnes y le invito a pasar para que se dé un festín. Me agarra las tetas y me masturba la panocha mientras yo me dejo llevar. Su verga larga y dura percute dentro de mi cuando me penetra y mi panocha es un horno de altas temperaturas de lo cachonda que estoy. El sigue dándome duro y al final su leche queda derramada en mi pecho.

Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *