Me encierro con una puta colombiana bien nalgona para cogérmela toda la noche

8729
Share
Copy the link

Cuando ya no puedo más y me canso de la indiferencia de mi mujer me lleno la cartera de buena lana y contrato los servicios de una buena puta nalgona. Quedo con ella en una habitación de hotel y le digo que se ponga una máscara para que no le vea la cara. La puta está bien chingona y cuando se quita la ropa se abalanza a mi verga para chupármela. Me olvido de todo y solo me concentro en la gran mamada que me está dando. Después la penetro y su panocha es suave de lo mojada que esta. Esta puta vale hasta el último peso.

Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *