No me esperaba que mis compañeras de clase sean tan calientes

7940
Share
Copy the link

Ahora que estoy en la universidad la cosa parece que va mejor en mi vida y mas cuando e conocido a una pandilla de amigos que son adictos al sexo. Las morras están muy ricas y cuando se me paso el miedo de coger en grupo es una de las experiencias más satisfactorias sexualmente. Quedamos en la primera casa que se quede sola y montamos una fiesta donde llueven las mamadas y las chupadas de panocha en una orgia sin limites que termina cuando de tanto cojer acabamos todos con un orgasmo que nos sube desde la espina dorsal y nos baja por nuestros genitales explotando de gusto.

Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *