Mi esposa hace que siempre tenga ganas de cojer esa panocha tan sabrosa que tiene entre las piernas

9983
Share
Copy the link

La llevamos como diez años casados y aun no se a apagado la llama que enciende mi verga cuando estoy con ella. Solo hace falta una palabra de ella para que me ponga cachondo y cuando se me queda desnuda en la cama mi pinga sabe lo que hacer. Me tumbo en la cama y ella se sienta en mi verga. Gozamos los dos y ella quiere probar mi lengua en su clítoris. Yo le doy ese gusto y no dejo de chuparle la panocha para después seguir penetrándola sin descanso. Cuando eyaculo en su barriga a ella le gusta probar a que sabes mis soldados del amor.

Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *