Mi esposa se me tira en la cama con la panocha bien abierta para que no deje escapar la oportunidad de pasar un buen rato

4282
Share
Copy the link

En mi casa nunca ha faltado de nada y mi esposa es muy agradecida y sabe lo que a mí me gusta a la hora de cojer. Se tira en la cama y se abre el sujetador para que sus hermosos pechos estén al aire libre. Se me abre de piernas y su panocha huele bien rico y tengo que probarlo por mí mismo. Mi lengua recorre toda su genitalia y le chupo hasta cansarme su pequeño nódulo del placer. Su clítoris se hincha para mi regocijo y sé que es el momento de meterle la verga bien adentro.

Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *