Esta clara le gusta comer vergas y no tiene reparos de comerse una buena pinga delante del novio

4890
Share
Copy the link

Estos chavos españoles se lo pasan en la calle hablando de sexo y hasta que llegue el autobús. Están esperando al novio de la chava para irse a su casa y que se la coja otro wey. Es como un reto que tiene pasar el novio de la chavita. Empieza comiéndole el rabo al nuevo pendejo y no para de chupar hasta que se la pone dura. La chupa bien chido y después se la mete por la panocha con la atenta mirada del novio que está sentado en el sofá viendo toda la escena. Es toda una puta y se corren en su cara.

Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *