Esta pareja de viejas tetonas siempre termina cogiéndose alguna verga inquieta

18450
Share
Copy the link

Son dos amigas tetonas que no pierden oportunidad por coger con algún jovencito caliente que tengan delante. El primero es un wey que conocieron en una discoteca y las viejas cachondas la invitaron a su casa para tener relaciones con una de ellas y la pendeja de la otra amiga al ver que el repartidor de pizzas llama a su puerta se queda solo con las bragas puestas y cuando le abre la puerta al wey y la invita a entrar le come la pinga y le hace una tremenda rusa con sus bonitos pechos redondos y sensuales.

Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *