Esta pendeja tetona le gusta mirar la naturaleza antes de cojer y meterse una verga en su boca

4377
Share
Copy the link

Esta chabona de tetas gordas y chingonas disfruta del aire libre y le gusta mirar la naturaleza verde. La interrumpe su amante que quiere tener un rato con ella y disfrutar de su sabroso y rico cuerpo de pechos enormes. El wey la seduce y se la lleva dentro de la casa para empezar la fiesta. Se quita el sujetador y ese par de melones botan al descubierto para el deleite del pendejo que ya tiene la verga dura. Se la lleva a la cama y empieza a chuparle la verga y frotándoselo por sus pechos. Su panocha es penetrada y los huevos del wey no paran de chocar en ella hasta que llega al orgasmo y eyacula en su boca.

Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *