Esta pequeña rubia tiene que dar placer a una verga que es casi igual de grande que ella

52838
Share
Copy the link

Esta pendejita rubia de cuerpecito pequeño y piel blanca tiene que lidiar con una verga de caballo. Cuando entra el wey y le pone la verga en la cara se queda alucinada y se prepara para dar placer a semejante wey enorme. Se pone en posición de chupar y cuando le mete la verga en su pequeña boca la mini zorra cierra los ojos y aguanta el tirón. En su pequeña boca apenas le cabe la cabeza de la pinga, pero ella sigue chupándosela. Cuando el wey la penetra su panocha se abre como una almeja cuando le echas sal.

Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *