Esta zorra de tetas operadas casi se queda sin respiración de tanto comer verga

Este pendejo está en el cielo del sexo rico cuando esta chava de tetas enormes y operadas le come la verga con ganas. La puta sabe bien como dar placer oral y se traga hasta los huevos la pinga del chavo con suerte. Entre gemidos de placer por tener una verga en su boca la morena no deja de chupar y la chingada como se la come, le llega la pinga hasta la campanilla. Echados en el suelo es cuando empieza la sesión de penetraciones y totalmente desnudos sus cuerpos se mezclan y cogen como conejos un día de verano.

11840 views

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *